Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 17 de junio de 2017

Joseba Sarrionandia: ¿La poesía está muerta? (y 6):







LAS DOS MANOS

Con una mano te he dicho: "Adiós,
                  hasta cuando quieras...".
Con la otra mano no he sabido qué hacer
        hasta que vuelvas.

Con la otra mano no sé qué hacer,
                   ay, hasta que vuelvas.
Esta mano derecha te llama
                            por teléfono,

la izquierda también tiene la certeza
                                   de quererte.
Son dos manos que no se van a pelear
                                    por ti.

Con la mano izquierda abro la ventana,
                    con la derecha tomo café.
Con la izquierda cojo la guitarra y
          con la derecha toco unos suaves acordes.

La izquierda me muestra el reloj, pero
               no me abrevia la espera.
Necesito las dos manos para recibirte.
                Me siento en tus manos,

tanto te quiero. Las manos
                             se me alargan,
van hacia ti, y casi te alcanzan,
                        para acariciarte.

Necesito las dos manos para
                             cuando llegues.
Las dos manos las tengo libres
                                    para ti.



Joseba Sarrionandia. ¿La poesía está muerta? Pamiela Ediciones, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.