Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 15 de mayo de 2017

Poesía Norteamericana (87): Charles Simic: El lunático (y 3):



NUESTRO PEQUEÑO TEATRO

Jugábamos a la sombra
de asesinos laboriosos,
amasando soldaditos
con barro y tierra, pisándolos
cuando el juego concluía.

Nos daban pan las muchachas
que pasaban por la calle.
Un viejo perro lisiado
nos daba calor las noches
que pasábamos al raso.

Mis amigos, camaradas,
nunca vimos a los muertos,
sólo pájaros que huían
después de oír los disparos
y apartar nuestras cabezas.







LA LUZ

La verdad es que tienes un trabajo
más bien extraño, explorador galáctico.
Te vi temprano esta mañana
ponerte de rodillas junto a mi cama
para tomar un par de mis viejos zapatos
y decirles cómo salir de la oscuridad.



Charles Simic. El lunático. Vaso Roto Ediciones, febrero 2017. Traducción de Jordi Doce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.