Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 19 de abril de 2017

Velpister: Mis poemas de amor apestan:



FIELES DIFUNTOS

en un día como hoy
deberían traerme flores
todas las mujeres
que alguna vez me dijeron
que estaba muerto para ellas




Acaba de ponerse a llover.
Me acuerdo de una antigua novia
que un día me dijo:
es la primera vez que llueve
para los dos.

Poco después llegaron las tormentas,
truenos,
rayos
y centellas.





15 YA

a los dos días
fuiste
porque te lo dije
que no tenía dinero
que todo
en realidad
eran deudas
que me gustaba beber
y ciertas drogas
que me quería morir
desde que tenía 8
algún tiempo después
lo dejé todo
por la pintura
abandoné el piano
y el trabajo
y seguía queriendo
morir
llegaron los niños
me dejé 
barba
ya casi no pintaba
y me hice poeta
o algo parecido
y entre trago y trago
quería estar muerto
hoy
15 años después
toco
pinto
y escribo
que sigo queriendo
morir
a tu lado.



Velpister. Mis poemas de amor apestan (Ediciones de Baile del Sol, 2017).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.