Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 15 de febrero de 2017

Poesía Norteamericana (50): David Mason:




Sitio Web de la Imagen



CANCIÓN DE LOS PODERES

Mira, dijo la piedra,
mía es esta hora.
Yo aplasto las tijeras,
ese es mi poder.
Más fuerte que el anhelo,
mi poder, solo.

Mías, dijo el papel,
mías son las palabras
que ablandan la piedra
con pájaros imaginados,
montones de ellos, volando
de la mente del hacedor.

Míos, dijeron las tijeras,
míos todos los cuchillos
que tasajean las vidas etéreas
del papel:
nada más propio
que anhelos tasajeados.

Como piedra aplasta tijeras,
como papel envuelve piedra,
y como tijeras corta papel
todos terminan solos.
Así que apila tu papel
y tijeretea tus anhelos,
y arranca de raíz la piedra
de la cima de la colina.
Todos ellos terminarán solos,
como tú, como tú.



David Mason.


Varios Autores. Líneas conectadas, Nueva poesía de los Estados Unidos. April Lindner Editor, 2006. Traducción de Claudia Lucotti y Argel Corpus Guzmán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.