Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 10 de febrero de 2017

Poesía Norteamericana (37): Mark Strand:








COMIENDO POESÍA

La tinta chorrea de las comisuras de mis labios.
No hay felicidad como la mía.
He estado comiendo poesía.

La bibliotecaria no puede creer en lo que ve.
Sus ojos están tristes
y camina con las manos en el traje.

Los poemas se han ido.
La luz es opaca.
Los perros están en las escaleras del sótano y suben.

Les giran los globos de los ojos,
sus patas rubias se encienden como broza.
La pobre bibliotecaria empieza a patalear y llora.

No entiende.
Cuando me arrodillo a lamerle la mano,
ella grita.

Soy un hombre nuevo.
Le gruño y le ladro.
Brinco de alegría en la oscuridad libresca.



Mark Strand. 

Varios Autores. Nuevas voces de Norteamérica. Plaza & Janés Editores, 1981. Traducción de Claribel Alegría y D. J. Flakoll.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.