Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

sábado, 4 de febrero de 2017

Poesía Norteamericana (26): R. S. Gwynn:




Sitio Web de la Imagen



EL AUTOCÍNEMA

De pie bajo el anuncio de neón,
Mi padre, con los boletos en la mano.
Me toca a mí; todo el tiempo
Con las piernas enterradas en boletos cortados, trata de sonreír,
Gritando: "Te va a encantar. Payasadas. Peleas.
Un dólar, por favor. Por favor, baje sus luces".
Pago y entro. Mamá espera
En una camioneta negra con las placas colgando
Y la parrilla con dientes rotos, haciendo tiempo ahí
En la hilera de adelante. Mientras se peina,
Me llama para que ocupe mi lugar.
Con la luz de la luna desvaneciéndose en la cara,
Enciende otro cigarro
Y comienza a cantar el abecedario.
Rápidamente enciendo la bocina;
La banda sonora es el constante sonsonete
De un ronquido. Con los bolsillos llenos
Mi padre se sube la cobija,
La lengua rosada se le enrosca para arriba y para abajo.
Un lobo elegante, con sombrero y traje,
Aparece, se escabulle a través de la pantalla
Por encima de mi padre. Luego la escena
Se expande para mostrar un rebaño de borregos.
Al lobo se le hace la boca agua; entre sueños
Mi padre sonríe, mi madre suspira,
Y tocándose los ojos ligeramente
Se atraviesa para olisquearle el aliento.
Un pasor mata al lobo a garrotazos,
Los borregos bailan grácilmente bajo el sol,
Y ahora comienza la presentación:
El título es Union Pacific.
La conozco de cabo a rabo,
La tiranía de la separación,
La falta absoluta de comunicación
De costa a costa, la lucha por entre
Sillas despedazadas y botellas que aspiran
A la verdadera conexión de una estaca de oro.
Me quedo dormido. Hace frío esa noche.
Despierto al contacto con el escalofrío del asiento
Y escucho el embrague del último coche que se escabulle
Igual que, sobre la ventana, un velo de escarcha
Oscurece esta niñez que he perdido.
Fin del espectáculo. El tiempo desciende.
Y nadie me dice en qué termina.



R. S. Gwynn.

Varios Autores. Líneas conectadas, la nueva poesía de los Estados Unidos. April Lindner Editor, 2006. Traducción de Pura López Colomé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.