Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 7 de febrero de 2017

Cuadernos del Matemático 55 (y 2): Homenaje al Inca Garcilaso de la Vega:







                  DIÁLOGO PRIMERO DE AMOR DE LEÓN HEBREO
                  (Versión en tránsito de Ezequías Blanco sobre la traducción del italiano al castellano realizada por el Inca Garcilaso de la Vega) (Pasaje)

FILÓN: Las cosas útiles, como son las riquezas o bienes particulares de la ganancia no son jamás amados y deseados juntamente, antes bien, cuando no se poseen, se desean y no se aman por ser ajenas pero, cuando se consiguen, cesa el deseo por ellas y es entonces cuando se aman como cosas propias. No obstante, aunque cese el deseo de aquellas particulares riquezas ya poseídas, nacen inmediatamente nuevos deseos de otras cosas ajenas. Y los hombres, cuya voluntad atiende al valor de lo útil, tienen deseos diversos e infinitos y, cuando cesan unos por haberlos alcanzado, vienen otros mayores y más ansiosos de forma que nunca jamás se harta su voluntad de semejantes deseos. Y, cuanto más poseen, más desean. Se parecen, pues, a quienes intentan aplacar su sed con agua salada que, cuanto más beben, más sed se produce en ellos. Este deseo de cosas útiles se llama ambición o codicia. La templanza en esos deseos se llama contento o satisfacción de lo necesario. Y los Sabios sostienen que el verdadero rico es el que se contenta con lo que posee. Y así como un extremo de la virtud es codicia de lo superfluo, el otro extremo es dejar de poseer lo necesario. Y a eso le llaman negligencia.





           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.