Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

jueves, 31 de diciembre de 2015

Frutos del 2015:



Esta mujer, LAURA FJÄDER:




: poeta y activista social junto a la que coordino la Jam de Poesía de Gijón persona que goza de  mi más absoluta confianza, amiga ante todo, es, desde hace unos días, mi Agente/Booking, y es con ella con quien tienes que ponerte en contacto para cualquier historia (antologías, colaboraciones, ediciones, entrevistas, recitales) que guarde relación con mi quehacer  poético. Solo tienes que escribirle a esta cuenta de correo electrónico:




o si es algo que no puede esperar llámala a este número de teléfono:


605 55 65 92

Dicho esto, vamos con los frutos, poéticos, que me ha dado este 2015:


    Campanas de Etiopía


Coincidiendo con la edición de Campanas de Etiopía, Cuaderno 1 del ciclo Los que viven conmigo, la Editorial Origami publicó también este trabajo de fin de carrera de la filóloga Natalia Salmerón: Aquello que conservamos después del naufragio: Un acercamiento a la poética de la consciencia de David González:

Natalia Salmerón: Aquello que conservamos después del naufragio
    Editorial Origami, 2015.


El Cuaderno 2 de dicho ciclo, apareció en Ediciones del 4 de Agosto:

    De todo corazón


Otra de las buenas noticias de este año fue la reedición de El hombre de las suelas de viento, con ilustraciones de Ariadna Pedemonte y prólogo de Manuel Vilas:


    El hombre de las suelas de viento


Mi trabajo poético fue incluido en las siguientes antologías:

    Degeneración Salvaje
     Asturias, 2015

    Los 43. Poetas por Ayotzinapa
    México, 2015.


Antología Voix Vives Toledo 2015



    Disidentes
    La Oveja Roja, 2015.


Miles de tierras

AABI, 2015


 Colaboré con un relato en el libro El del medio de los Panero, de Gsús Bonilla:


    El del medio de los Panero

    Ediciones Lupercalia, 2015.


Y, finalmente, escribí el epílogo de Innormal, de Carlos Miguel Cortés:

Carlos Miguel Cortés: Innormal

Ediciones Planeta, 2015.


Así que desde aquí quiero expresar mi gratitud a toda la gente implicada en estos libros y a quienes los han hecho posibles: Gracias, Muchas Gracias. Y a ti, querido lector/a, ya sabes: Feliz Fin de Año y Feliz Comienzo y Discurrir del Próximo, del 2016  :-)



Degeneración Salvaje (7): 1 poema de Lucia M. :






HÉROES y MONSTRUOS

                Cuando era cría pensaba que,
al igual que los adultos escogían sus batallas,
lo importante era decidir a qué héroes
mandar en mi nombre a combatir monstruos.
Ahora sé que no hay nada más esencial que acostarse en
calma,
sabiéndose el sueño tranquilo.
Creo ciegamente;
el perro de tres cabezas
que duerme bajo la cama,
no invoca pesadillas,
sino que custodia mi sueño.
Muchas noches.



Lucía M.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


miércoles, 30 de diciembre de 2015

Antonio Orihuela: El amor en los tiempos del despido libre (y 3):


EX PAÑA BA VIEM

Es que los viejos habían envejecido
por encima de sus posibilidades.
Es que los ahorradores habían ahorrado
por encima de sus posibilidades.
Es que los estudiantes habían estudiado
por encima de sus posibilidades.
Es que los investigadores habían investigado
por encima de sus posibilidades.
Es que los enfermos habían enfermado
por encima de sus posibilidades.
Es que los niños habían comido
por encima de sus posibilidades.

¿O será que los vividores habían vivido
por encima de sus posibilidades?







ESTRATEGIAS FALLIDAS

Nuestra forma de entender el comunismo nos hizo capitalistas.
Nuestra forma de ser modernos nos hizo primitivos y crueles.
Nuestra forma de viajar terminó siendo
nuestra forma de no salir de casa.
Nuestra forma de vivir la libertad nos convirtió en esclavos.
Nuestra forma de resistir se volvió nuestra forma de aceptar.
Nuestra forma de atesorar riqueza nos hizo pobres.
Nuestra forma de pensar bloqueó todo pensamiento.
Nuestra forma de escuchar nos dejó sordos.
Nuestra forma de amar nos alejó del amor.
Nuestra forma de mirar nos dejó ciegos.

Nuestra forma de ascender
resultó que era nuestra forma de caer más bajo.



Antonio Orihuela en El amor en los tiempos del despido libre (Amargord Ediciones, 2014).



Degeneración Salvaje (6): 1 poema de Víctor Cuetos:






EL UNO

Yo soy de esos que piensan
que así empezó todo
como acabó
de los que tienden a justificarse
para luego huir
de los que te ponen cientos de excusas
para hacer lo que les da la gana
siempre mal
y a última hora.
De los que esperan
en un cementerio su única flor.
De los que se escabullen
nada más empezar
y luego se ponen mil fronteras
para no saltar jamás sus vallas.
Si logras convencerme
como mucho te dejaré
que me invites a un café
y escucharé con desgana
por qué ya casi no creo en nada
que no modifique mi estado de ánimo.
¿Vas a hacerlo tú? ¿O tendré que volver a hacerlo yo?
¿El qué?
No tener miedo...



Víctor Cuetos. 

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.



martes, 29 de diciembre de 2015

La Generación Encantada (32): Carlos Miguel Cortés: Innormal (2):



29

Cantar de tristeza,
llorar de alegría,
correrse de rabia,
odiarse de amor,
y las mil contradicciones
que nos hacen ser
Innormales.





35

Dame aquí y ahora
un principio de magia, con pasión,
lleno de primeras veces,
y momentos originales,
de esos que crean terremotos,
huracanes, inundaciones,
desastres maravillosos en tu interior,

y puedes quedarte con todo lo que
suene a terminar, con todos los finales
de cuento, con todas las perdices.



Carlos Miguel Cortés en Innormal (Destino, Editorial Planeta 2015).


Degeneración Salvaje (5): 1 poema de Kiko Martínez Quintana:






YA ESTÁ

No hay vuelta atrás.
Tozudo perseverante,
sólo existe una dirección
cuando de pasión se trata.

Entregarse no es venderse,
sólo es cuestión de actitud.
Llenar la vida no es perder salud
aunque me suba la fiebre.

Si no, qué? Cuéntame
en qué me convertiré
otro alma en pena sin atreverse a ser normal...
Quién se cree jefe en este manicomio?

Cuentas: solo hacia dentro de la piel.
Disección que a veces duele,
como pone ese escozor
cuando todo cicatriza.



Kiko Martínez Quintana. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.





lunes, 28 de diciembre de 2015

La Generación Encantada (31): Carlos Miguel Cortés: Intranerso (1):


11

Dijimos que estaríamos juntos
para siempre.
Y cumplimos nuestra palabra.
Porque
para siempre
no es cuestión de tiempo
sino de intensidad.





14

Yo he aprendido a necesitar,
lo que se dice necesitar,
solamente ese huequito
que hay en tu pecho
en el que me gusta refugiarme.



Carlos Miguel Cortés. Intranerso. Brisa Ediciones, 2015. De la ilustración: Albert Solóviev.






Degeneración Salvaje (4): 1 poema de Laura Fjäder:






VII

Ha sumergido la piel en espuma caliente
apartando el blanco jabón seminal.
Tejedora de túneles sedosos sólo en
ese cosmos de hervores se reconoce
consciente de la envoltura grasa ya abandonada en el suelo.
Aval y seña del tránsito exigido,
cada trozo vencido y recompuesto
es suyo -masticado, digerido- y
lo reivindica como herida amada.
Fueron son es una y múltiple,
la esclava de membranas dulces
que nada en la artesa, la yegua exacta,
madre exquisita de cola oscilante.
No teme las marcas que la hacen parecer feroz.



Laura Fjäder.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


                               

domingo, 27 de diciembre de 2015

Antonio Orihuela: El amor en los tiempos del despido libre (2):



SÉ TÚ MISMO EN EL SIMULADOR

Como no sé quién son mis vecinos, telebasura.
Como no tengo amigos, facebook.
Como soy incapaz de expresar mis sentimientos, emoticonos.
Como no tengo nada que decir, whatsapp.
Como me creo muy listo, twitter.
Como no tengo a nadie con quien hablar, chat.





ARRIBA PARIAS DE LA TIERRA

Vuelven los esclavos
pero no traen canciones que hablan de libertad,

politonos, emoticonos y whatsapp
cantan por ellos
las canciones del amo.



Antonio Orihuela en El amor en los tiempos del despido libre (Amargord Ediciones, 2014).






Degeneración Salvaje (3): 1 poema de Pablo X. Suárez:






LA ÚLTIMA DUCHA

Partí el jabón y se lo daba a mis testículos.
En un par de días
se habían muerto la Thatcher, Sarita Montiel
Bigas Luna, José Luis Sampedro, un millón de gente desconocida.
Las cosas estaban dentro de cajas de cartón.
Un patrimonio de cables, discos de saldo y novelas del rastro.

En un par de días nos iríamos de la ciudad
cada uno por su lado
pero el agua todavía estaba caliente y llovía mucho
fuera
un perro se había escapado y había matado a otro.
Habías puesto Euronews
en la tele del salón, y había misiles en Corea del Norte
apuntándonos, y un montón de cifras incomprensibles
desfilando por la pantalla.
Y habíamos vaciado el congelador
y ahí estaban todas esas tartas heladas desangrándose.
Así que no volvería a ducharme en esa casa
y había también un poco de amro marchándose por el desagüe.

¿Qué hacer con la ropa sucia? ¿Dejarla
ahí? ¿A dónde irán las plantas?
¿Qué cosas se pueden tirar por la ventana
o dejar en los armarios
al irse?



Pablo X. Suárez.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


sábado, 26 de diciembre de 2015

La Generación Encantada (30): Carlos Miguel Cortés: Innormal (1):



18

Las líneas de las manos
son caprichos de la piel,
tu horóscopo es fruto
de la casualidad,
lo que te diga un adivino
son solo deducciones lógicas,
los posos del café
no tienen respuestas,
las cartas del tarros
no te revelan secretos.

No hay forma de saber
tu futuro.

Pero si sé
que quiero que tú
estés en el mío.





20

Que al separarnos,
te vayas
con la camiseta rota,
la cremallera bajada,
una sonrisa en los labios,
y un pedazo de mi vida
en tus bolsillos.



Carlos Miguel Cortés. Innormal. Destino, Editorial Planeta, 2015. Del prólogo: Brisa. Del epílogo: David González. Ilustración de cubierta: Conrad Roset.




Degeneración Salvaje (2): 1 poema de Iyán Vigil:






TIERRA VIVA

Adoro el olor a tierra viva
cuando la lluvia acaba de posarse;
el sonido de la azada que decide
si merece la pena separarlas.
Me enamoro del sol jugando en la mañana
a entrar por la rendija,
del aire
que llena mis pulmones
ya demasiado urbanos.



Iyán Vigil.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


viernes, 25 de diciembre de 2015

Antonio Orihuela: El amor en los tiempos del despido libre (1):



GUERRAS PERDIDAS

- ¿por qué ellos siempre ganan?
Porque son más que nosotros.

-¿Pero, esto cómo es posible?
Porque ellos nos tienen a nosotros para ganarlas.





Somos como este pájaro
con la libertad
está la puerta abierta
y nadie se va.


Antonio Orihuela. El amor en los tiempos del despido  libre. Amargord Ediciones, 2014. Diseño de portada: Cristina Morano.


Degeneración Salvaje (1): Un poema de Gema Fernández Martínez:


Alberto Claver, de quien hablé ayer, es, asimismo, el alma mater de Degeneración Salvaje, antología de poesía recién editada y que reune a las siguientes voces poéticas: Gema Fernández Martínez, Iyán Vigil, Pablo X. Suárez, Laura Fjäder, Kiko Martínez Quintana, Víctor Cuetos, Lucía M., José Yebra, Laura Marcos Domínguez, Pablo Benavente, David Suárez, Annamária Ardelean, Alberto Claver, David González y Escandar Algeet. Ya se puede comprar por solo 10 pavos en las siguientes librerías de Gijón: La Revoltosa, Paradiso, La Buena Letra y De Bolsillo. Su cubierta:




CANCIÓN DE LA BIEN A(R)MADA

Estoy armada.
Tengo mis ojos, dos manos
de arcilla,
una cicatriz en el lacrimal izquierdo
entre las dos orillas del Orinoco
y un paladar de tiro semiautomático.
Estoy armada
y tengo dos piernas fuertes
que merecen los Apeninos
porque saben escalar y correr
hacia delante.
No intentes frenarme.
Mi calibre es del 82
y tiene las tapas duras
y un disparo
certero.
Estoy armada y soy viorrápida,
peliaesdrújula, digna de tener.
Estoy armada de pies a cabeza
de útero a corazón
y mi furturo es una 9 mm
para (b)ellas.
Las de ayer, las de hoy,
nosotras, todas.
Estoy a(r)nada, pero no te confíes...
Desa(r)mada también puedo ser muy puta
si me niegan mi lado de la cama.



Gema Fernández Martínez.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.




jueves, 24 de diciembre de 2015

Alberto Claver: Siempre nos quedará el punk:


Ayer, en La Revoltosa, el poeta Alberto Claver lo bordó. Se marcó un gran recital. Encantado de estar allí, escuchándole. La juventud, como se suele decir, viene pisando fuerte. Y tan fuerte. El muy cabrón recitó mi poema La autopista con una fuerza de la hostia, puede incluso que lo recitara mejor de lo que yo mismo lo hago, y no es coña. Pero Alberto se centró en leer poemas de esta pequeña maravilla, esta plaquete: Siempre nos quedará el punk, que va ya por la tercera edición:





Siempre nos quedará el punk se abre con una cita de uno de mis poemas y se cierra con otra cita de Pablo Benavente. Te dejo con uno de los poemas, no muy adecuado, quizá, para esta noche, pero es quizá en noches como la de hoy en la que no deberíamos olvidarnos de otra gente, gente como la de este poema:


EN ESTOS TIEMPOS DE POESÍA

en estos tiempos de poesía:
son las 22:35 h.

el supermercado de abajo
tira a los contenedores de enfrente
el alimento que empieza a perecer.

minutos después,
varios padres de familia se pelean
por recoger la comida para llevarla
a su casa.

en estos tiempos de poesía:
buscar entre la basura
no es una metáfora.



Alberto Claver. Siempre nos quedará el punk. Ediciones Amadis de Maula, 2 ª edición:noviembre de 2015. Ilustraciones de José Maraña.


Arvo Turtiainen: Me gustan el pan y la carne:



Sitio Web de la Imagen


ME GUSTAN EL PAN y LA CARNE

Me gustan el pan y la carne,
me gusta beber vino y cantar,
me gustan los niños y las mujeres guapas,
me gustan las viejas y los viejos
bondadosos que hablan solos.

Me gustan los juncos y los árboles,
el brillo de las aguas en las noches de luna,
la sabia conversación con los amigos.

En realidad yo nací para el amor,
por eso rara vez me veis
tal como soy.



Arvo Turtiainen en Poesía Nórdica (Ediciones de la Torre, 1999).

Tradución de Francisco J. Uriz.






miércoles, 23 de diciembre de 2015

martes, 22 de diciembre de 2015

Sorpresas Navideñas (y 3):


Y la tercera sorpresa de estas fiestas es otro libro de poemas. Uno de Antonio Orihuela: El amor en los tiempos del despido libre. Y es una sorpresa porque con tanto mamoneo que me traigo últimamente se me había olvidado por completo que el libro estaba en camino, así que cuando abrí el sobre y lo abrí, lo flipé todo. En cualquier caso, no me canso de dar las gracias. Gracias, Muchas Gracias, hermano. Que la Navidad te sea propicia.  Y a ti te dejo ya con la portada y debajo con esta maravilla de poema, una incómoda verdad por otro lado, que me encontré nada más abrir el libro al azar:




GENTE DE MI HERIDA

Lo que olvidamos en el foso de Santa Amalia
de la prisión de Montjuïc,
lo que olvidamos en el barranco de Víznar,
lo que olvidamos en Paracuellos del Jarama,
lo que olvidamos en Port Bon,
lo que olvidamos en la prisión de Alicante,
lo que olvidamos en el campo de concentración de Draney,
lo que olvidamos en el campo de concentración de Treblinka,
lo que olvidamos en El Playón de Quezaltepeque,
lo que olvidamos en el estadio Chile,
lo que olvidamos en la colonida Cuauhtémoc de Ciudad Juárez.

Quién recordará
mientras nadie quiera
saber.



Antonio Orihuela. El amor en los tiempos del despido libre. Amargord Ediciones, 2014. Diseño de portada: Cristina Morano.


Nota de DG: En estos próximos días postearé más poemas de este libro :-)


Sorpresas Navideñas (2):






La cosa es que el otro día estuve en un recital de poesía aquí en Córdoba y un chaval leyó un poema tuyo y

Jesús, un tío a quien conocí hace ya unos cuántos años en Córdoba y al que le tenía un poco perdida la pista, un poco mucho, se decidió a enviarme esta felicitación de Navidad. Cosa que le agradezco de veras, deseándole asimismo:  UNA MUY, MUY FELIZ NAVIDAD Y UN ESTUPENDO AÑO NUEVO. 

Me maravillan estas cosas, en serio. Que un chaval lea un poema mío en Córdoba. Que lo escuche un amigo del que no sabía nada hace mucho tiempo. Que ese amigo se decida a enviarme esto. En fin. La poesía, aunque sea la mía, siempre tendiendo puentes. Así que como no sé qué poema mío leyó el chaval para reproducirlo aquí, voy a postear uno inédito, un texto un tanto amable teniendo en cuenta los temas sobre los que suelo escribir:


                              TESOROS

                              mi memoria es
                              una caja
                              de máxima seguridad
y                            en ella guardo
                              mis más preciados tesoros:

                              todos aquellos
                              que me hacen
                              pensar en ti
o                            en nosotros:

                              mi memoria es
                              a prueba de cuentistas
                              estafadores o ladrones:
                              solo se abre

                              con el corazón:


                              David González. Inédito, 2015.


lunes, 21 de diciembre de 2015

Sorpresas Navideñas (1):


Esta mañana, la cartero de mi barrio me dejó en el buzón lo que no dudo en calificar de auténticas sorpresas navideñas. La primera procede de Zamora, ciudad en la que tengo grandes amigos escritores, y consiste en un sobre que contiene esta postal, con unas hermosas palabras que me guardo para mí:




                                                                                                                                 y que contiene también, y esta es una sorpresa dentro de otra, un poemario de mi admirada Ana Vega, en concreto este poemario:





Nunca se me ocurre qué decir ante estas hermosas sorpresas que, sean por Navidad o no, a veces me depara la vida, la gente. Son cosas que me desarman. Porque no cuento con ellas. Quizá porque no creo merecerlas.  No sé. De ahí que nunca se me ocurra otra cosa que dar las consabidas gracias. Así pues: GRACIAS, MUCHAS GRACIAS, a LUIS LABRADOR por estos regalos que ya guardo en mi corazón. Y nada mejor que compartir aquí estos dos poemas incluidos en el desgarrador libro de la poeta Ana Vega:


                                                                                                              
Y en mí
continúa
tu presencia.
El frío acecha
terrible
hasta los huesos.
La piel desiste.

(pág. 18)


Lo intento de nuevo.
Tanteo,
firme el paso,
y cuando al fin
me decido a mirar
ya no hay reflejo,
no queda nada.
El cristal se cierra
sobre sí mismo
como una verdad implacable.

(pág. 35)


Ana Vega. Breve testimonio de una mirada. Amargord Ediciones, 2010. Prólogo de Francisco Alba.



Sofía Castañón: Instrucciones para jugar a saltar charcos:



Es este un país donde los cambios tardan siglos en producirse. Ayer, a mi juicio, quedó demostrado. Ayer, el PP fue la única formación política que superó en número de escaños a los que le daban las encuestas a pie de urna. Pero hay cosas positivas, sin embargo. Y una es que lo va a tener jodido para formar gobierno. Y la otra, como asturiano, como poeta, es que Sofía Castañón ya es candidata electa. Personal y políticamente me alegro un montón. Me alegro mazo. Así que no se me ocurre nada mejor que postear uno de sus poemas y desearle mucha suerte en esta nueva etapa que se abre para ella y en la que, no me cabe la menor duda, lo dará todo, lo que esté en su mano, por los ciudadanos de este país. Enhorabuena, tía. Todavía Podemos.
















Sitio Web de la Imagen


INSTRUCCIONES PARA JUGAR A SALTAR CHARCOS

Éste fue el plan desde el principio:
salpicarnos, reírnos, volver a los primeros
ritos. Luego
aceptamos convertir el juego
en rutina,
aburrirnos de los pies mojados.
Así nos llegó el olvido
y ya no sabemos qué número
de botas calza el otro.

Estamos secos, pero fríos.
Estamos a salvo, pero no sirve.



Sofía Castañón. La otra hija. Suburbia Ediciones, 2012.


sábado, 19 de diciembre de 2015

Felices Fiestas y Todo Eso:



La cantidad de personas, amigos, familiares, lectores, a las que tendría que felicitar durante estas fechas navideñas sería casi interminable. Todas esas personas son conscientes, o eso creo, que mis deseos y mis sentimientos hacia ellas son los mismos durante los 365 días del año.  Buenos Deseos. Buenos Sentimientos. Saben asimismo, o eso creo también, que a muchas de ellas no las felicitaré. No por nada. Solo que soy un puto desastre para estas historias. Naturaleza desapegada. Pero, a mi juicio, es conveniente, de cuando en cuando, expresar tus deseos y sentimientos hacia las personas, así en general, con las que uno interactúa, o lo ha hecho. A ser posible expresarlos públicamente. Por lo que, valiéndome de este Árbol de Navidad, eso hago:


Sitio Web de la Imagen


Os deseo, de todo corazón, la mano en el pecho, unas



¡¡¡FELICES NAVIDADES y TODO ESO :-)


Lo que importa


no importa

si es con agua
cava cerveza
champagne vino
sidra sake
tequila o whisky:

importa esto:

el brindis:



David González en Campanas de Etiopía.

                                 


Nota de DG: Este blog estará de guardia durante estos días, salvo mañana que se toma el día libre.


Seamus Murphy: El hueco de la mano : 4 fotografías:










Seamus Murphy en El hueco de la mano



viernes, 18 de diciembre de 2015

Rammstein: Das Modell: Official video: Sub Español HD:







Muy buen Finde :-)


No te olvides de que:





Trae 2 o 3 poemas, apúntate, Laura Fjäder y yo te presentamos, y tú lees. Así de fácil:




Nos vemos allí si te parece :-)




Absenta Poetas (y 10): José Manuel Sanrodri:




AL MARGEN DE LA LÍNEA

Siento tu llanto en tus arrastrados pasos
y el mapa de tus suelas va borrándose
a cada senda desconocida de caminos sin trazos,
veo tu piel que no renueva su dolor en la frontera
y tu sombra, deja una cadena de sangre;
las retinas de tus ojos, se desprenden de sus cavidades
achacados por tu falta de fuerza,
y el eco de tu sufrida voz, ya no la escucha nadie.
Vives a escondidas buscando el momento del salto
que la muerte ocultará con maquillaje, en la aurora,
y desde las entrañas del abismo, todo es tan negro
el viento ha pasado quebrando un mar de cabezas,
la huida se hace mucho más incómoda
y las ramas de un árbol de cemento, es el refugio ansiado
por quienes se han marchado en busca de la esfera
de un paraíso, donde la imaginación cierra sus párpados
y los periódicos, ofrecen sus titulares, más macabros.

José Manuel Sanrodri.

Varios Autores. Absenta Poetas, A. C. Absenta, noviembre de 2015.



jueves, 17 de diciembre de 2015

PJ Harvey & Seamus Murphy: El hueco de la mano (y 3):


ANACOSTIA

Un sol rojo y pequeño
como una luz trasera
abajo en el paso elevado.




UN TIPO QUE SABE QUÉ MIERDA PASA

Veo las noticias y me doy cuenta
-ya vienen- de que ésta es la última franja
cerraron las fronteras hace mucho tiempo
todo era un plan de veinte años
de eso trata todo esto, y ya vienen
eso es lo que realmente pasa

Los chicos del barrio
juegan a los dados por dólares
sentados en las escaleras de entrada
gritándole a ¡Dinero!
¡Dinero! ¡Dinero!:
su perro.

Todo estaba montado -todo está montado-
así son las cosas aquí en los Estados Unidos
-es tan sencillo, hombre-
a la gente se la compra y se la vende y qué mierda
ése es el puto resultado
yo sabía lo que estaba pasando desde el principio


PJ Harvey & Seamus Murphy en El hueco de la mano (Editorial Sexto Piso, 2015)


Absenta Poetas (9): Maxi de la Peña:





CIUDAD ABIERTA

Siento que el ruido
me guía a una explosión
de partículas en el aire.
El claxon del taxi, los parches
del martillo hidráulico,
los bomberos que sofocan
fuegos de artificio,
la ambulancia que traslada
hormigas gestantes.
Sobresaltos en un paisaje salvaje
de cemento.
Los viandantes no pasean
van a zancadas por las calles
donde el mundo nunca se detiene.
No hay tiempo para la nostalgia
no me siento un extraño
en una ciudad abierta,
cada día
el camaleón ofrece disfraces
a precio de saldo.
Vivo en una azotea
donde los letreros de neón
se han convertido en cómplices.
La noche será larga hasta
que el cielo destelle
con su paleta de colores.
Me quedaré en esta ciudad
con mar de asfalto
y brújulas perdidas.

Maxi de la Peña.

Varios Autores. Absenta Poetas, A. C. Absenta, noviembre de 2015



miércoles, 16 de diciembre de 2015

Paloma Corrales: Celebrar el aullido (y 3):






(PARA DECIR EN VOZ ALTA)

amo los días
de abandono absoluto
y decadente
tus manos lentas
y el azul de tus nidos

amo tu vocación de pájaro




(CONVULSIÓN)

he intentado emociones
sacudidas
vendavales
y hasta una oscuridad
poblada de ternura

he intentado relámpagos
animales heridos
y peces en los ojos

para nombrar la sed
y pactar un silencio sin jauría

para reconocerme
y masturbarme en las palabras

ahora ensayo
la voz de la alameda.


Paloma Corrales en Celebrar el aullido (La Isla de Sistolá, 2015)


Absenta Poetas (8): Anxo Muiños:




1ª SINGLADURA: TODO EMPIEZA EN EL ÁRTICO

I

¿Para qué sirve el papel?
El papel sirve...
para mezclar recuerdos
de calamidades y de ilusiones,
para enraizar los pasos de mi abuelo,
de un marinero encarceladom
de un niño y de un viejo.

Mi abuelo en el Ártico fue apresado por la branquias.
Consiguió arribar rompiendo hielo a la Isla de los Osos,
allí pasó un invierno.
Usaba el papel para calentar los pies
y para escribir sus esperanzas.

II

Partir
Mi abuelo antes de marchar,
se bañó en el río,
abrazó un árbol,
besó el prao,
bebió agua de la fuente,
plantó árboles en tierra húmeda.
Ya estaba preparado...
para navegar o para morir.
Los viejos dioses del mar lo decidirían.

Anxo Muiños. 

Varios Autores. Absenta Poetas. A. C. Absenta, noviembre de 2015.





martes, 15 de diciembre de 2015

Pablo Cerezal & Claudio Ferrufino-Coqueugniot: Madrid - Cochabamba (y 3):


    Visitamos a un amigo. Comimos chorizo con picantes. Jugamos rayuela. Entró la tarde. A las tres el amigo se fue y le tomé la mano para llevarla hacia el norte, camino del cerro. En una callecita lateral de tierra desvié. Seguimos la huella y en un bosquecillo al lado del descampado me acosté. Hice que tirara de mis pantalones y agachara su rostro hasta tan cerca de mí que rompí su boca. Luego se desnudó. Tez de café centroamericano. El pubis, de escasa cabellera, no resaltaba, pero el cuerpo en su totalidad estaba bien, sabroso, un poco magro y huesudo pero delicioso. Encima, ejercitaba taquiraris movía las caderas como un tiovivo. Eres mi segundo hombre, confesó. El primero fue River, por River Plate; es fanático del fúlbol argentino. Y si cuentas esto, te mataré.

Claudio Ferrufino-Coqueugniot.




    Cochabamba, corazón de la madre tierra, y sus habitantes abandonan la terminal de autobuses, a lomos de flota que parte a golpes de volante mal calibrado despidiendo a la ciudad con una salva de bolsas de plástico y restos de comida lanzados desde las ventanas para ir a posarse en el suelo que nunca limpiarán los operarios de limpieza municipal que el municipio no está dispuesto a pagar porque debe abonar el coste de las gigantografías. Cochabamba, corazón de la madre tierra, Pacha Mama y toda la fenomenología del engaño, éramos felices cuando amábamos la tierra y Cristo no existía, y no pensábamos en erigirle memoria de granito en lo alto de un cerro para que dominase la ciudad, a sus habitantes, y a las hileras de excursionistas que hacen caso omiso a las advertencias de poder sufrir robo o violencia si deciden subir la ladera a pie y sin acompañante local.

Pablo Cerezal.


Pablo Cerezal & Claudio Ferrufino-Coqueugniot en Madrid-Cochabamba (Ediciones Lupercalia, 2015)



Absenta Poetas (7): Josep Esteve Rico Sogorb:





TUGURIO

En el tugurio de rameras, la soledad me atrapó lentamente,
tras recorrer callejones inmundos poblados de jovenzuelas impúdicas
moviendo su lascivia al son de acordes desenfrenados.

Las putas, cubiertas de rimel y pinturas lujuriosas
se acercaron a libar mi cartera como sanguijuelas
envolviéndome con sus brazos pecaminosos.

Con mi ira atrincheré a las furcias
tras la barra prostituida de alcoholes y mercachifles monedas.

Y me quedé solo con mi hombría...

Josep Esteve Rico Sogorb.

Varios Autores. Absenta Poetas. A. C. Absenta, noviembre de 2015.

lunes, 14 de diciembre de 2015

PJ Harvey & Seamus Murphy: El hueco de la mano (2):


EL PRIMER DISPARO

Un día
un disparo sonó en las montañas.
Sonó y sonó.

Los niños de la aldea
salían corriendo de sus casas
para reclamar lo que quedaba.

Hoy
sus ojos nos atraviesan
para mirar la luz inmensa.

Se acercan
y entre ellos se llaman
mientras se juntan al lado del camino

con hondas
para apedrearnos.




EN LA BASE AÉREA

Los convoyes están llegando.
Hombres y mujeres con gafas de sol
apuntan sus armas hacia las llanuras.

La arena llueve sobre niños
vestidos con harapos
a un lado del camino.

Entre ellos se desafían
a acercarse.
Dólar Míster, Dólar Míster.


PJ Harvey & Seamus Murphy en El hueco de la mano (Editorial Sexto Piso, 2015).


Absenta Poetas (6): Alejandro Rebollo Roldán:





COTIDIANO

Cada mota de polvo en silencio.
Los ascensores subiendo al ático
alrededor solo hay un grupo de personas
haciendo fotos desde la azotea.
Una mosca se posa en mitad de la avenida.
El vendedor de rosas se ha ido porque
ya no encuentra un camino claro.
El corredor de apuesta preside el espectáculo,
el oficio de ultramarinos no entiende en presente.
Alguien no conoce a quien saluda.
La estampa de algodón en las esquinas del escaparate
focos rojos y verdes de Navidad.
Una planta acariciada por la luz que parpadea.
El lugar afortunado de un periódico amarillista en el suelo.
Palabras cotidianas, una habitación en penumbra
y la persiana a medio bajar. Entra un rayo de luz.
El granizo golpeando la ventana de la buhardilla.
Muebles apilados alrededor de un cubo de basura
nadie mira el cambio de estaciones.
Ropa tendida, sábanas blancas.
De lejos se ven montañas inundadas de nubes
estoy en mi habitación, no sé si hace frío.
El sábado por la noche el tejado estaba lleno;
No había más que fotógrafos chinos
rindiendo homenaje a una ciudad nocturna.
El tren llegando a la estación
y las lámparas parpadeando en el vagón.
Un hombre de negocios perdido en su propia vida.
Hay un portal y dentro los azulejos empañados.
El suelo está frío.
Un atasco en mitad de la autopista
una caída al aire libre de un paracaidista.
Los anuncios de publicidad pintados de graffiti,
el temblor de baja intensidad de un terremoto.
Anoche dicen que pudo haber llegado a sentirse.
Un titular de noticias en la tele,
a las dos empiezan los Simpson
y el ketchup  está guardado en la nevera. ¡Sácalo!
Quieta, posada vigila un águila desde el poste de la luz
al lado los coches en la autopista viajan a gran velocidad.
La lonja con pescado y trabajadores del puerto,
un chaval con gorra y pantalones de marca
mueve los hombros con intensa superioridad.
La ciudad vista desde arriba en un plano a la salida de la estación.
Una pareja de turistas acaban de llegar felices
y quieren visitar todo. Es lunes por la mañana.
Las tiendas de ropa venden la nueva temporada otoño-invierno.
El centro comercial abrió ayer domingo.
La red social guarda palabras de toda clase y nada.
Se ha levantado ventisca, es imposible ver el otro lado.
Ya las nubes tapan las montañas. Es probable que mañana llueva.
Anoche no fui a misa. Llevo quince años sin pisar una iglesia.
Un uevo titular en contra del aborto.
El bosque replantado después de un incendio.
Los caminos de las afueras por donde se levanta polvo.
El kilogramo para emitir el precio en la frutería.
La luz del sol entre dos nubes.
Suena la radio en la calle desde una ventana abierta.
Es un programa extranjero.
Las chimeneas ardiendo de una fábrica.
El aire golpeando a una hoja y moviéndola en el vacío.

Alejandro Rebollo Roldán.

Varios Autores. Absenta Poetas. A. C. Absenta, noviembre de 2015.



domingo, 13 de diciembre de 2015

Paloma Corrales: Celebrar el aullido (2):


(ESCARCHAS)

hay un dolor
en esta soledad de polen
que no tiene lenguaje

un dolor de guarida rota
que no se extingue
y permanece

hay un dolor
de perro abandonado
en navidad

balanceándome
habituándome

y las palabras frías
y otro regreso.




(UN TIEMPO)

hay un tiempo secreto
en cada pliegue
que aguarda una caricia
sin él no es posible el poema
en un tiempo de curas
y transfusiones blancas
un tiempo
que convierte el asombro
en lo profundo del agua
para decir
para decirte madre
en los espacios
en los gestos perdidos
y en las hortensias

hay un tiempo secreto
en tu regazo.


Paloma Corrales en Celebrar el aullido (La Isla de Siltolá, 2015)