Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 25 de noviembre de 2014

Ana Pérez Cañamares: Economía de Guerra (y 3):

Bueno, pues lo único que puedo decir, después de releer el nuevo poemario de Ana Pérez Cañamares es esto: está de putísima madre. Altamente recomendable. Una de las poetas, sin duda, más en forma del panorama poético nacional.  Te dejo con otros dos poemas de Economía de Guerra:


He limpiado los límites
de toda mala hierba
para evitar la tentación
de salvarme en el último segundo.

Al filo de los abismos
la pregunta sólo es una:

¿has venido aquí a volar?







He hecho todo
lo que se esperaba
de mí
pero en un momento
y en un orden
distintos
a los que se esperaba.

Esa ha sido
mi rebeldía
mi condena
mi victoria.

Coger atajos.
Perder el camino.
Aprender que las moras
crecen en las zarzas.



Ana Pérez Cañamares. Economía de Guerra. Ediciones Lupercalia, octubre de 2014. Imagen de la cubierta: Aleksandr Ródchenko.


4 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.