Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

jueves, 18 de septiembre de 2014

Terry Pratchett: El libro secreto de los muertos:




EL LIBRO SECRETO DE LOS MUERTOS

No te enseñan la realidad de la muerte
tu mamá y tu papá. Te regalan mascotas.
Nosotros teníamos un perro que falleció.
Quedó aplastado en la autopista.
Lloré. Tuvimos que llevarlo al veterinario.

Debes descubrirlo todo por ti mismo.
El hecho de morirse. La muerte siempre llega.
Un pez de colores nadando en la tienda,
dos semanas más tarde: algodón
y es enviado por el váter a conocer a su Creador.

El interior de nuestro jardín parece la morgue,
dijo mi padre. No sé por qué
nuestra tortuga, prevenida,
se enterró ella misma hace tres años.
Aquí es donde las mascotas vienen a morir.

El minino se fue para ser un gato mejor,
dijo mi padre. No era justo.
Creo que mi padre se está volviendo loco.
Jesús no viene a buscar a los gatos.
Yo fui a mirar y la mayor parte de él seguía allí.

No te enseñan la realidad de la muerte
tu mamá y tu papá. Eso es muy triste.
Lo he descubierto. Las mascotas no son creadas para durar;
un regalo navideño que a las siguientes Navidades ha pasado a mejor vida.
Y seguimos comprándolos. Debemos de estar locos.

Mueren por la fiebre o por un autobús,
mueren por el moquillo, mueren por la sarna,
los extranjeros pueden morir por la rabia,
pero normalmente mueren por nuestra culpa.



Terry Pratchett en Now we are sick, Una antología de versos espantosos (2011).

Traducción de Manuel Díaz Noda y María del Sagrario Hernández.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.