Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 7 de septiembre de 2014

Jorge M. Molinero: 2 poemas inéditos:

Y terminamos la semana del mismo modo que la empezamos, de un modo hermoso y lleno de esperanza: con dos poemas más, inéditos, de Gominolas en los bolsillos, próximo poemario del poeta vallisoletano Jorge M. Molinero:


LA ISLA DEL TESORO

Ya no me pides ayuda.

En el último tramo
de las escaleras de cuerda
que amenazantes se bambolean,
se me encogen los párpados.

Tu prudencia lo hace más difícil:
miras, te sientas, buscas dónde mejor asirte.
De momento, no hemos abierto
la pequeña caja de hueso con las cicatrices.

Pero cómo acabarme el libro que llevo,
si tú eres la mejor historia de aventuras
escrita por el hombre.




TREGUAS

En el parque,
con una pala y un rastrillo
remueves a las hormigas
desorientadas.
Has sentido la rabia placentera
del que se sabe poderoso.

Has sentido
la sensación del intocable:

olvídalo.

El castillo de arena,
mi llamarte princesa,
son treguas que nos da
la edad embrionaria.

Nosotros,
estamos del lado de las hormigas.



Jorge M. Molinero (poemas inéditos de Gominolas en los bolsillos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.