Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

lunes, 1 de septiembre de 2014

Jorge M. Molinero: 2 poemas inéditos:

Y voy a dar comienzo a septiembre con un par de poemas inéditos (por poco tiempo, espero) de Jorge M. Molinero. Hermosos poemas sobre la no menos hermosa relación que el poeta establece con su cría pequeña. Gominolas en los bolsillos:


NUESTRO RINCÓN

Allí, en nuestro rincón,
hacemos volar las cometas,
hundimos submarinos y hacemos
la compra de la semana para nosotros
y todos nuestros hijos de peluche.
En los días de fuerte aire, se forman remolinos
que nos llevan a tierras con montañas de tofo.
Nos piensan cencellada cuando meamos
encima de los juguetes de los niños ricos.
Nuestro rincón: un avión supersónico
y una máquina del tiempo con apariencia
de alfombra de rizo. Nuestro ejército,
pinturas de colores y libros abiertos.




PEQUEÑAS TRAMPAS

Intentaré, luz fosforescente, enseñarte
a poner las manos, a cómo levantarte
con el costado dolorido.
A buscar el botiquín con la mercromina.

Pero nunca despejaré de piedras
tu camino, me niego a adiestrarte
en el oficio de sortear los tantos
tropiezos que modelarán la mujer futura.
Son necesarios y sobre todo,
inevitables.

También las zapatillas con velcro
guardan sus pequeñas trampas
para hacernos caer.



Jorge M. Molinero en Gominolas en los bolsillos (Inédito).
    

4 comentarios:

  1. David, las llamas hermosas y no me atreveré a enmendarle la plana a quién sabe. Sólo añadiré que cuando se inicien los viajes en el tiempo me iré con estos poemas al pasado para regalárselos sin firma -como los adolescentes en cortejo hacen con los clásicos de amor- a mi hija, a mi sobrina.

    ResponderEliminar
  2. Será el mejor regalo, Carmen. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar
  3. Nada, Malone, bro. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.