Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 1 de septiembre de 2014

Irene X: Grecia (1): Dos poemas:


ERROR 2

Era Navidad, yo no la hice feliz.
Por eso estaba aquí, conmigo.
Haciendo del día a día una mala noche.
Alguien llamó a la ventana.
No esperaba la visita
hasta anteayer
Me llevé las manos al corazón de la sorpresa
y
para cuando quise arrancármelo
había soltado la goma.

987 kilómetros por hora,
colisionaron contra mi boca.

Ella lo sabía,
se acabaron los besos.

Era hora de recogerse de nuevo el pelo,
peor alguien me cortó mi trenza.




ESCOZOR 11

Mi séptimo con ascensor,
déjame subirte por escaleras y paredes.
Elige el color de mi habitación
Aléjame de mis obligaciones
Hazme irresponsable de mis actos
Vuélveme loca de soltarme
Tócame en ti sostenida
Déjame jugar a los Dioses
Hazme mortal
Humíllame mientras presumes de lo que tienes
Oblígame a perder
Ridiculiza todo lo que fue antes de ti
Búrlate de mi yo conmigo
Sábete sabia
Ignórame ignorante
Hazme minusvalorar mi existencia
con la seguridad que da el ser amado y después
evapórate
oblígame a respirar trozos de ti
que piquen como escorpiones.



Irene X. Grecia. Editorial Origami, septiembre 2014 (ya en preventa). Prólogo de Lucía Scansetti. Ilustraciones de Albert Solóviev. Exterminador de erratas: David González.



2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.