Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 13 de junio de 2014

Gsús Bonilla: Comida para perros (y 3):


sigo abriendo las orejas de par en par, este grito tranquilo
ha sembrado el miedo sobre los halcones, y es miedo ha
vuelto a generar violencia y el deseo singular de apropiarse,
poco a poco, de la voz y el lenguaje de los ciudadanos, del
pueblo




mezclarse con los adoquines de antes. postrarse, cansado
ante la puerta del cortijo infame, miserable, perverso. sus
muros hoy presentan el verdín exclusivo de los propietarios
untosos. llueve. no deja de llover. siento los huesos
reblandecidos ya. sea quizá un momento bueno para buscar
refugio, a otro lado más amable o alimentarse



Gsús Bonilla. Comida para perros. Baile del Sol Ediciones, 2014. Ilustración de cubierta: Gsús Bonilla. Diseño de cubierta: Ramón Buzón /UNOCOMA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.