Dibujo de BEGOÑA CASÁÑEZ CLEMENTE

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

martes, 10 de junio de 2014

Gsús Bonilla: Comida para perros (y 2):

En mi opinión, después de un par de lecturas, estamos ante el libro más completo de Gsús Bonilla, poemas y prosas poéticas con las que se afirma en una voz poética propia, poco dada a ser imitada. Los textos hablan por sí mismos. Te dejo con otros dos:


por qué quieren apropiarse del sueño, tomar parte en esta
maravilla
a tu madrugada llegará el acero de la camioneta de los
desperdicios, haciendo un ruido, como el que intenta domar
a un acordeón; mientras, los operarios a sueldo, adiestrados
para perseguir deseos, recogerán los restos del atardecer




recordé su voz tabacalosa y que quería hacer milagros. yo,
que necesito justicia, sigo pensando que esto es una tierra
de secano por más que orinen aquellos otros que se creen
pseudodioses, semejantes a los hijos falsos, no tardando
mucho iniciaré un nuevo odio, odiando a todo aquel que
me prive del oxígeno



Gsús Bonilla. Comida para perros. Ediciones Baile del Sol, 2014. De la ilustración de cubierta: Gsús Bonilla. Diseño de cubierta: Ramón Buzón | UNOCOMA.


2 comentarios:

  1. Pues este libro no se me escapa, porque leo y no doy crédito. Estoy descubriendo en tu bitácora mucha gente, desconocida para mí, que va a dejar huella. Si la industria lo permite.. Abrazos desde el Sur

    ResponderEliminar
  2. Pues da crédito, José Luis: Gsús es muy bueno y dejará huella, con o sin el permiso de la industria. Me alegro de que mi blog te permita descubrir mucha gente, esa es una de sus funciones en mi opinión. Abrazos, fuertes y solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.